Barcelona

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Vimeo - Black Circle

© 2018 Borja Casterad

Borja Casterad nace en 1989 en Barbastro, una pequeña localidad de la provincia de Huesca.

Desde 2007, reside en Barcelona, en cuya universidad cursó la Licenciatura de Bellas Artes. Además, se ha especializado en diferentes estudios relacionados con la moda, obteniendo el título de Técnico Superior de Estilismo y Maquillaje, que le ha llevado a colaborar con diseñadores como Manuel Albarrán, Brain & Beast o Jose IT Spain.

Artista polifacético, Casterad ha abarcado desde sus inicios, diferentes disciplinas, destacando sobre todas ellas la performance.

En Costumbrismo Juvenil TV, abordó su faceta más cómica y extrovertida. Su última colaboración fue Conversaciones sobre el Arte (2013) un programa con entrevistas a diferentes artistas y diseñadores contemporáneos, en el que Borja pregunta de manera directa y sarcástica interrogantes actuales muy peliagudos.

Entre medias de su dedicación a la pintura sobre lienzo e ilustración ha pintado murales a gran escala en diferentes ciudades del mundo. El primero de ellos fue el que pintó en Lima (Perú) para un evento organizado para United Colors of Benetton, en cuyo edificio plasmó sus ideas artísticas, con temas tan representativos de su obra como la transexualidad, la homoerótica y la vagina como origen del mundo. También creó un mural en la tienda Flamingo Vintage, de Tenerife, donde proyectó algunos temas sacados del manga japonés, como Pokemon o Sailor Moon, que aparecían mutados con humanos sobre una estética yanqui. Su mural más reciente fue el que presentó para el proyecto Inesperadx, en el Centro Cultural Harinera de Zaragoza. Lo definió así: “Ni de día ni de noche en la playa del Monteperdido”. Se encuentra en el centro de una pared que da acceso a dos cuartos de baño, donde ni el sexo ni el género tienen importancia.

“El enfoque perfecto de los hombres homosexuales es ser disidentes con el prototipo de la masculinidad. Reivindico la disidencia de  género”.

La fragante evolución de sus últimos proyectos se percibe en que sus obras tienen resultados más estéticos, equilibrados y expresivos, así como sus ilustraciones. Dota a la pintura de un toque maduro y arriesgado, aunque muy meditado. No obstante, continúa con amplias e intensas gamas de colores, a veces compensadas y otras imposibles. “Quiero que sea completamente armónico”, añade. Y es que en el 2017, da un paso más allá en el tratamiento del color en sus obras. Como consecuencia de ser daltónico de nacimiento, enseña, potencia y experimenta nuevos diseños desde su visión del color y la comparte con todos nosotros. Regala al

espectador sus propios y únicos colores. No distingue el violeta del azul ni el gris del rosa. Tampoco el marrón del rojo o el verde del marrón. Hasta este momento, Borja no había exprimido este recurso tan evidente, por lo que le da la vuelta y lo usa como su mejor herramienta de trabajo.

Así mismo, Casterad es un artista propiamente naíf. Su producción artística está inspirada en el “arte infantil” y se caracteriza por la ingenuidad y espontaneidad de sus temas. Sin embargo, sus obras están impregnadas del Primitivismo original, como la imaginería popular, los iconos, los objetos y extraños platos combinados, que, unidos a la corriente del No Wave, dan como resultado unas piezas cargadas de nihilismo y confrontación. Un ejemplo de ello fue su colaboración en Los Semejantes, en el que convirtió una pelota de futbol en un cerebro sangrante con tornillos clavados en suspensión desde el techo junto a las otras pelotas de los otros artistas. ¿El ser humano usa el cerebro? ¿Consigue dar sentido a su vida? Esta obra formó parte del proyecto de Joan Simó en una instalación permanente en el restaurante Ocaña, en plena Plaza Real y antigua residencia del pintor andaluz, hoy reconvertida en un reconocido establecimiento de la ciudad.

Obsesivo, maniático, perverso, escéptico, filántropo, iconoclasta, pragmático, esperpéntico, incisivo y directo, el artista bebe de fuentes de inspiración como la Fenomenología trascendental, el Neo-pop y la teoría Queer. Se centra en lo políticamente incorrecto y la agresividad, dos conceptos con los que consigue emocionar y conectar con cualquiera al instante.

“Una rubita con ARTE dispuesta a CAMELARTE”